EQUIPO DE CONFIANZA

Alcoholemia DELITO PREVENTIVO que lleva a muchos españoles a los JUZGADOS PENALES.

El delito de alcoholemia en la conducción de vehículos, desde que se modifico con la reforma efectuada al código penal mediante la ley orgánica 15/2007 de 30 de noviembre donde se produjeron varias modificaciones en materia de seguridad vial ,ha llevado a una gran parte de la población española a la jurisdicción penal. De este modo muchos ciudadanos se han visto por primera vez detenidos o cuando menos imputados debido a esta modificación en la regulación. 

¿Por qué se produjo esta reforma?

Esta se produjo con la finalidad de aumentar la seguridad vial, impulsada y promovida por asociaciones de víctimas, asociaciones de prevención, asociaciones de conductores, la DGT, entre otros.

La reforma se enmarca dentro de la evolución y tendencia actual tanto de ampliar las conductas tipificadas como de endurecer las penas.

Encontrándonos ante un fin tan loable y sin duda perseguido y respaldado por todos, aquí se plantea la eterna pregunta que deberíamos hacernos en una sociedad democrática , que tan pronto ha sido esgrimida para otros temas pero tan oculta en este ¿ El fin justifica los medios?.

Destacamos de la reforma

Nos encontramos con la creación de delitos de peligro en abstracto donde a partir de una tasa de alcohol 0,60 se considera “per se” delito, tal y como recoje en artículo 379.2 del vigente código penal. Entendemos en este sentido más acorde con el conjunto de nuestro ordenamiento jurídico, la anterior regulación, donde solamente constituía una conducta delictiva el conducir bajos los efectos del alcohol. El único elemento que podríamos alabar respecto a esta nueva concepción del delito es su objetividad , puesto que es de fácil comprobación en la sociedad actual la presencia de los elementos del tipo , tanto en relación con el alcohol como con la velocidad.

Así vemos también se establece unos valores de exceso de velocidad a partir de los cuales se considera que la conducción es peligrosa y pasa a ser la misma considerada como delito. Estos límites establecidos dejan escapar casos donde aunque la velocidad sea baja pueden generar peligro debido a otros factores (presencia de colegios, etc.) o viceversa (gran velocidad en autopistas sin circulación).

No obstante reiteró que es difícil conceptualizar esta nueva regulación con nuestra propia constitución, donde se recoge la presunción de inocencia imperante en el orden penal. Es de resaltar que tampoco han sido bien vistas por el tribunal constitucional las presunciones iuris tantum ni iures et de iure para la materia penal.

Encontrándonos pues con esta base tan garantista impacta doblemente esta regulación dentro de nuestro sistema.

 

Por todo ello, referente a este tema debemos tener muy presente:

 

A) Negativa a someterse a las pruebas control de alcoholemia.

 

Es obligatorio, por lo que negarse puede constituir un Delito por Desobediencia Grave.

 

B) Que sucede si damos positivo en un control de alcoholemia.

 

Hasta 0,60 es una sanción administrativa. Nos impondrán la correspondiente sanción.

 

CONSULTAS JURÍDICAS ABOGADOS J.J.F  

Más de 0,60 es un delito tipificado en el código penal. Depende de la situación nos detendrán o lo mas normal será que simplemente nos imputen un delito y nos citen para el juzgado; en todo caso se abre la vía penal.

 

El conductor que ha dado positivo, no puede seguir conduciendo.

C) Aplicación del principio NON BIS IN IDEM  por lo que no podemos ser condenados dos veces por el mismo hecho, de este modo si tenemos una condena penal por alcoholemia no nos podrán imponer por el mismo hecho una sanción administrativa.

Share

Comments

Trackbacks

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *